THE TOTAL PROJECT

THE TOTAL PROJECT
"Las fuerzas que mueven el cosmos no son diferentes de aquellas que mueven el alma humana" Lama Anagarika

miércoles, 7 de marzo de 2012

Exposición de escultura: " El Triunfo de la Vida " por Carmelo González Romo


Carmelo González al explicar el objetivo de su obra señala que, a su modo de ver «cualquier forma puede representar una idea y, lo que busco es utilizar formas naturales para expresar sentimientos, sean positivos o negativos».

- ¿Cómo nace su interés por la escultura?

- Siempre me gustó el arte, incluso cuando me tocó elegir qué carrera seguir hubo quienes me recomendaron que hiciese Bellas Artes, pero finalmente elegí Magisterio y es a esa profesión a la que me dedico. Sin embargo, hace unos siete años empecé a crear esculturas compaginando esta pasión por el arte escultórico con la docencia, que es la actividad que me da de comer. 

- ¿Por qué trabaja mayoritariamente con madera?

- Es por un tema básicamente práctico. En algún momento intente esculpir piedra pero soy muy alérgico y resultó imposible. Con la madera me va mejor, aunque también tengo algunas esculturas en hierro y chapa.

- ¿De dónde viene su vocación por el arte? 

- No lo tengo claro, pero sí puedo decirte que algo que me llama mucho la atención de Zamora es que, tanto en mi pueblo como en el resto de la provincia hay muchas personas que tienen una madera especial para el tema de la escultura. Un claro ejemplo de ello es que hay muchos profesores zamoranos que ejercen la docencia en diferentes escuelas de Bellas Artes, enseñando escultura, ya sea modelado, talla o forja. 

- ¿A qué edad dejó la provincia?

- A los 13 años, pero mantuve siempre una relación con el pueblo, que es la patria chica, visitándolo durante las fiestas patronales, durante tres o cuatro días, aprovechando para ver a la familia y compartir con ellos esos momentos que son verdaderamente entrañables. Y también hubo otras ocasiones más tristes cuando vinimos para el entierro de algún familiar. Sin embargo, desde hace más o menos un año vengo viniendo con mucha más frecuencia.

- ¿Y a qué se debe?

- Porque estoy descubriendo la provincia y estoy sorprendiéndome gratamente porque la veo muy viva. Yo tenía la idea preconcebida de que Zamora era una ciudad provinciana, anclada en el pasado, y sin embargo he descubierto que es todo lo contrario. Zamora es un lugar que se encuentra en plena ebullición y ha sido eso lo que me ha animado a venir a conocerla más en profundidad. Estoy pateando la provincia como nunca lo había hecho antes.

- ¿Cómo surge la oportunidad de exponer sus obras aquí?

- Fue un poco debido a la rivalidad provincial. Tuve la suerte de exponer, no hace mucho, en el Casino de Salamanca, y me dije: ¿Y por qué no exponer también en Zamora que es mi patria chica? Así que después de recoger mis obras en Salamanca aproveché el viaje para venir a Zamora y hablé con los responsables de La Alhóndiga quienes se mostraron interesados y me invitaron a exponer mi trabajo.

- ¿Cuándo empezó a exponer sus obras?

- Llevo exponiendo desde el año 2003 y tengo la suerte de haber presentado mis trabajos en diferentes provincias. La primera muestra la realicé en Lugo porque estoy emparentado con esa ciudad a través de mi esposa. Además, llevo varios años colaborando con una importante exposición interdisciplinar y colectiva que se realiza en Alcalá de Henares durante sus fiestas patronales y que es visitada por mucha gente. Así que puedo decir que ya tengo una breve historia en este tema.

- ¿Usted es profesor de Historia del Arte?

- Así es. Siempre he estado emparentado con el arte. Incluso durante mi etapa de estudiante mi asignatura favorita, en la que más cómodo me sentía, era en la de historia del arte. Sin embargo, mi formación es de tipo histórico, geográfico. Estudié el bachillerato de ciencias pero como se suele decir siempre "la cabra tira al monte". Y eso, lo que Dios te da, o con lo que la naturaleza te dota pues termina siempre por imponerse.

- ¿Por qué trata en su obra el tema de la naturaleza?

- Muy sencillo, porque en la naturaleza está todo. Absolutamente todo. Lo único que hay que hacer es dos cosas: Por un lado observarla y en segundo lugar estudiarla. Y cuando la estudias, la observas, la llegas a conocer mejor y te sirve tanto para la ciencia, como para el arte, como para las humanidades, todo está ahí en la naturaleza y sólo tenemos que entenderla.

- ¿La naturaleza zamorana le ha servido de inspiración?

- De momento estoy observando muchas cosas, unos paisajes, unos atardeceres que me llevan a reflexionar. Por ahora tengo muchos bocetos que seguro en un futuro se verán reflejados en alguna obra.




No hay comentarios: